La historia de la brújula

La historia de las brújulas juega un papel fundamental en la existencia de la humanidad, pues son muchas las versiones y teorías que indican su existencia. Algunos manifiestan que posee su origen en China y otros afirman que fue por el italiano, Flavio Gioja. En la actualidad, no se registran datos de cuándo comenzó a usarse por primera vez en las navegaciones.

Muchas personas asocian el inicio de esta herramienta con los chinos porque fueron precisamente ellos los que las usaron para predecir los hechos venideros.

La historia de las brújulas contadas por los chinos

La primera referencia de la creación de las brújulas se registra en la enciclopedia china en el año 1040. No obstante, su uso como herramienta fundamental para la navegación viene dado en 1115.

De acuerdo a los ciudadanos de la época, se manifiesta que la brújula china inicial poseía una forma de cucharilla sin mango elaborada de óxido de hierro magnético que se ponía a flotar en el agua para conocer la dirección magnética del lugar. Esta acción fue la pionera de que se diera la suposición de que los chinos las utilizaban para predecir el eje norte-sur con mucha facilidad.

Pasado el tiempo, los habitantes de China empezaron a magnetizar el hierro frotándolo con porciones de magnetita, calentándolo y dejándolo enfriar naturalmente.

Evolución de las brújulas

Como la brújula inicial se volvió un poco incómoda para su uso, los chinos tuvieron la idea de crear una nueva en forma de pez y hecha a partir de madera, que al anexarle un trozo de magnetita o hierro magnetizado, podía desempeñar las mismas funciones.

Cabe destacar que este diseño de brújula era empleado sólo cuando el mar se encontraba tranquilo.

Asimismo, se registra que la primera brújula marinera poseía una forma de pez pero que era montado encima de una base para que girara sobre un eje vertical.

La historia de las brújulas al llegar a Europa

La historia señala que la inicial brújula descrita en el continente europeo fue concedida en el siglo XII por el abad de Cirencester, Alexander Neckam. Ya a finales del siglo XIII el uso de este instrumento era común en toda Europa.

Por otro lado, el término ‘’Kombas’’ que utilizan los árabes para referirse a las brújulas no viene dada precisamente de ellos, más bien es una expresión que copiaron de los italianos.

Las primeras brújulas del Islam poseían forma de pez como las que realizaron los chinos. Quizás en los viajes hacia China se notó el modelo de las brújulas pero los marineros europeos la perfeccionaron.

Para el año 1300 se dieron nuevos cambios en el compás de las brújulas, como fue el caso de los anillos cardánicos o giroscópicos que se mantenían paralelos al horizonte. El otro cambio que obtuvo fue la creación de la rosa de los vientos que iba instalada con el compás magnético, muchos expresan que esta fue la inventada por el italiano Flavio Giogia de Amalfi hacia 1300.

Antes de que se diera este invento, la aguja del compás de la brújula solo servía para conocer un poco la dirección del buque. Ahora, con el surgimiento de la rosa de los vientos, el navegante ya tenía una mejor percepción del rumbo timonel al que quería dirigirse y el marino podía conocer su ruta mediante la posición solar, lunar y estelar.

La historia de las brújulas posee un protagonismo en la evolución de la humanidad y es tanta la relevancia de ella actualmente, que para estos tiempos aun se mantiene su uso.

Mas información en Quien invento la Brújula